¿Que hacer con el Aceite de cocina usado?
 
aceite cocina
 
“Son como agua y aceite” es una frase muy usada para referirse a dos personas que no se llevan nada bien y quizás la deberíamos tener presente en nuestra memoria al momento de deshacernos de nuestro aceite usado de cocina pues efectivamente el agua y el aceite se llevan tan mal que de ninguna manera consiguen mezclarse. Esto significa que cuando viertes el aceite usado directo del sartén al drenaje el problema no está resuelto, en realidad apenas comienza.
El aceite al caer al agua no hará otra cosa más que acomodarse en la superficie para emprender su recorrido el cual puede tener diversos finales; lamentablemente ninguno de ellos es uno feliz.
Si vivimos en una ciudad que tiene una planta de tratamiento de agua el aceite viajará hacia allá. Dependiendo de las características fisicoquímicas del agua así como de la temperatura de las tuberías puede ser que el aceite se solidifique y comience a tapar las líneas de drenaje. Si el grasoso viajero logra llegar a su destino final, sin duda pondrá a pensar a los operadores de la planta de tratamiento de agua que ante la llegada masiva de aceites tendrán que considerar un pretratamiento biológico para el agua o bien la instalación de trampas de aceite. Estos cambios a las instalaciones significan una inversión que sin duda nos será trasladada a la tasa de saneamiento que tenemos que pagar.
 Si en nuestra ciudad no se trata el agua, el final de la película resulta triste pues un sólo litro de aceite contaminará muchos litros del vital líquido; la capa insoluble de aceite en la superficie de un río o de un lago impedirá la entrada de oxígeno y los peces serán los que paguen la factura de nuestro descuido. Grandes cantidades de aceite pueden ser causantes de desastres ambientales mayores.
La buena noticia, como dice Annie Leonard, es que este es un tema de decisiones y si nos hemos equivocado, ahora podemos corregir con simples esfuerzos:
  • Comienza por cocinar con menos aceite; será benéfico para el medio ambiente pero sobretodo para tu salud y la de los tuyos. En el caso de las frituras como las papas o milanesas cómelas ocasionalmente, prefiérelas horneadas.
  • Si usaste poco aceite, límpialo con una servilleta de papel y colócala junto con los residuos orgánicos.
  • Coloca el aceite usado en botellas plásticas con tapa; recuerda que primero debes dejar que se enfríe o quemarás la botella.
  • Con las botellas llenas de aceite usado puedes hacer varias cosas: (1) entregarlas en algún punto limpio de tu ciudad donde lo acopian para producir biocombustible (sin duda la mejor alternativa), (2) fabricar jabón casero (aquí la receta cortesía de @concienciaeco) o en su defecto (3) tirarlo a la basura tomando en cuenta dos recomendaciones, la primera es nunca tirarlo como si fuera una botella reciclable y segunda, si te es posible agrégale sosa o soda cáustica para solidificarlo y evitar derrames
Bernature
“el mundo en tus manos”
 
 

Por | 2013-06-05T13:54:00+00:00 junio 5th, 2013|Aceite, cocina, recicla|0 Comentarios